LAS PERSONAS Como Ventaja Competitiva y Diferencial en las Organizaciones

El paradigma empresarial actual nos lleva a vivir nuevos entornos y mercados, cada vez más dinámicos, complejos y competitivos. Ante tal realidad es necesario redefinir un cambio de escenario  que nos permita adaptarnos a los retos actuales, no tiene demasiado sentido seguir haciendo las cosas de igual manera tratando de obtener diferentes resultados.

Estudios realizados para nuestro país el pasado año, sobre la motivación de los empleados españoles, nos indica que estas son las razones por la que abandonarían un trabajo:

  • 44% Búsqueda de un mejor proyecto del que formar parte y con más responsabilidades.
  • 35% El ambiente y la calidad de vida profesional.
  • 11% Flexibilidad, el equilibrio entre vida personal y profesional.
  • 6% Mayor estabilidad
  • 4% Mas sueldo.

Como podemos comprobar los trabajadores buscan compromiso con las organizaciones de las que forman parte, necesitan ese sentimiento de arraigo y pertenencia a cambio necesitan sentirse en un ambiente de calidad y que compatibilice su vida personal y profesional.

Todo esto nos lleva a una reflexión, nos encontramos en la era de la humanización de las organizaciones, las personas que las forman, pueden y quieren ser el eje estratégico y las claves de su éxito.

Quienes antes se den cuenta de ello, antes podrán poner en marcha los procesos necesarios para afrontar los retos y verlos como oportunidades de crecimiento y empoderamiento.

Las empresas que ya tienen claros estos conceptos, Alinean el capital humano con la estrategia y la cultura de la organización, valoran a sus empleados no solo por lo que saben  si no por CÓMO SON, y el CÓMO SON engloba cada vez más los aspectos emocionales, de relación, capacidad para interactuar con colaboradores y clientes.

Estas empresas ya están haciendo que EL Capital Humano sea su principal activo.

Los conocimientos, experiencias, relaciones, etc., tienen un valor incalculable y han de saberse gestionar.

Conseguir una adecuada vinculación y motivación de las Personas, es un factor clave del éxito para cualquier negocio y su Gestión, debe estar basada en el alineamiento estratégico de las Personas con los objetivos del negocio y lograr el compromiso, haciendo que se sientan partícipes del proyecto de la compañía.

Para ello es Necesario que los líderes ofrezcan mensajes claros de rumbo sobre las metas estratégicas y que faciliten el desarrollo de los conocimientos, habilidades y actitudes requeridos para cumplir con los procesos clave.

¿Cómo ponemos en marcha la fórmula que incluye todos estos factores?

  • SABER = Conocimientos
  • SABER HACER = habilidades
  • QUERER HACER = Actitudes

Cuando hablamos del VALOR de un trabajador para la organización en gran medida nos basamos en competencias cognitivas (CONOCIMIENTOS y HABILIDADES) y en ocasiones obviamos el grado de voluntad (COMPROMISO Y ACTITUD)

Si lo trasladamos a las matemáticas, ¿Qué tal esta fórmula?

(CONOCIMIENTO + HABILIDADES) x ACTITUD.

Los conocimientos y las habilidades suman, pero lo que realmente da valor a la fórmula es el factor multiplicador, LA ACTITUD.

Volvamos a la reflexión del inicio de este artículo, el paradigma empresarial ha cambiado, necesitamos encontrar un sistema diferente, más eficiente y todas las organizaciones tienen los recursos para hacerlo posible, las personas que forman parte de ellas, esas personas saben, pueden y quieren comprometerse con las organizaciones de las que forman parte, necesitan únicamente un ambiente que lo propicie.

Hay tres tipos de empresas:

  • Las que se Adaptan al cambio.
  • Las que se Anticipan el cambio.
  • Las que Provocan el cambio.

¿De cuál formas parte tú?

 

 Yolanda Garcia – Sfera Serveis

Bases para redactar un buen Curriculum Vitae (CV)

El curriculum vitae es el documento que solicitan las empresas para conocer los aspectos básicos de los aspirantes a un puesto de trabajo, es decir, es tu carta de presentación.

Es un aspecto fundamental del proceso de selección ya que solo si este resulta “atractivo” para la persona responsable de la selección, serás el afortunado que contará con una nueva oportunidad para conseguir ese puesto de trabajo al que aspiras.

A continuación voy a mostrarte unas reglas básicas, muy sencillas y algunos aspectos que tendrás que tener en cuenta para no cometer errores muy básicos.

1- Cuida el formato y tu ortografía

Te parece algo obvio? Pues sí, lo es, no presentes tu curriculum escrito a mano, utiliza hojas blancas o de color claro, emplea un tipo de letra legible y espaciado que facilite la lectura, es también fundamental que cuides la ortografía y la sintaxis de tu redacción, tus palabras dejan ver parte de lo que eres, tu profesionalidad y compromiso, si en esta primera fase, no tienes en cuenta tu imagen.. que podemos esperar de ti? ¡Por cierto! La fotografía, debe ser reciente y con una imagen profesional, no utilices cualquier fotografía en la que estés en una postura lúdica o demasiado desenfadada.

2 – Se breve

No te excedas, debes ser concreto, un curriculum no debería superar las dos hojas, escritas a una sola cara, si no cumples con este requisito, puedes eliminar por ejemplo la información laboral más antigua o la menos relevante al puesto de trabajo al que optas, en cambio SI te aconsejo incluir logros y objetivos cumplidos.

3- Ordena los hechos cronológicamente

Los hechos que reflejes en tu CV deben estar divididos por áreas, pueden ser estos;

  • Datos personales
  • Formación académica
  • Experiencia Profesional
  • Idiomas
  • Informática
  • Datos de interés

Además deben estar ordenados cronológicamente, del más reciente al más antiguo y no al revés.

4-  No agregues información innecesaria

Puede que seas un gran corredor de maratones, pero incluir por ejemplo logros deportivos en tu CV no hará más que restar importancia al resto de aspectos que son los que deben ser tenidos en cuenta para el puesto de trabajo al que optas.. Limítate a describir tu formación profesional. Recuerda que quien te entreviste ya habrá visto cientos de candidatos y no estará por la labor de perder el tiempo.

5- Utiliza el formato PDF

Si has de enviarlo por correo electrónico, utiliza siempre el formato PDF, aunque comúnmente, suelen enviarse en formato Word, es preferible enviarlo en un formato de “solo lectura” para evitar que nadie pueda modificarlo, además de resultar una imagen más profesional.

6- Adjunta una carta de recomendación

Es muy recomendable, que todas tus aptitudes sean avaladas por un tercero, pide cartas de recomendación en todos los lugares en los que trabajes donde reflejen tus tareas y las actividades del puesto que desempeñaste. Cuantas más tengas mejor, después ya añadirás las que más se adecue al puesto al que estas aspirando. De este modo tu CV tendrá otro tipo de validez.

 

Tan importante es seguir las recomendaciones a la hora de presentar un CV profesional como evitar cometer ciertos errores ya que no debes olvidar que el currículum va hablar de ti.

Veamos los más comunes:

1- Escribir el título Currículum Vitae en la parte superior. No es necesario.

2-Que en nuestro curriculum existan errores de impresión, si vas a presentarlo impreso, ¡revísalo antes! La imagen es muy importante..

3- Exagerar sobre tu vida laboral. Inflar el currículum no es una buena técnica, después tendrás que retractarte de cierta información y eso dara una imagen de desconfiable,, mentir es peor.

4- Sé coherente con las fechas que detallas en tu CV… Algunos currículums presentan incongruencias en este sentido, y se perciben negativamente.

 

Por último, quiero comentarte que el hecho que existan reglas a seguir y a evitar a la hora de presentar tu CV, no significa que debas ser igual de “profesional” y “serio” que el resto. De hecho la clave del éxito de tu CV es en la mayoría de las ocasiones “ser diferente” este es el aspecto más difícil pero a la vez el más diferenciador. Trata de lograr un curriculum que te haga visible frente al resto de candidatos, siguiendo las “reglas” y sin perder la imagen profesional que quieres dar..

¡SUERTE!

Yolanda GarcíaSferaServeis

La honestidad, es rentable?

Las organizaciones están vivas, mantienen muchas similitudes con quienes las crean y las mantienen día a día, en este modelo de mundo que vivimos la mayoría de ellas operan de forma “inconsciente”. Su forma de gestión y de desarrollo esta empujado por la inercia, allí donde creen que marca el mercado,  van,  sin tener en cuenta unos valores a los que ser fiel.

El día a día en las organizaciones lo marcan la rapidez, los objetivos, el estrés, el automatismo,  todo es ya y es inmediato  y como resultado.. LA REACTIVIDAD, el ser reactivos es la consecuencia más común a la hipervelocidad y los cambios súbitos de ritmo y de procesos, el hecho de tener que salir de la zona de confort da miedo.

Las empresas no se hacen preguntas como, ¿para que sirven o como pueden ayudar mis productos al mercado? ¿Cómo se encuentran o que piensan mis trabajadores? ¿En qué estado de ánimo están operando e interrelacionándose con nuestros clientes?, o..  ¿cuál es el impacto que tenemos como organización en la sociedad?

La gran mayoría no tiene tiempo para reflexionar sobre estas importantes cuestiones, FUNCION Y FUNCIONAMIENTO, lo único importante es el lucro, la máxima rentabilidad y por supuesto a CORTO PLAZO. Este es un comportamiento comprensible y legítimo, pero está basado en un instinto de supervivencia donde “el fin justifica los medios” sin embargo ¿Es sostenible y saludable a largo plazo?

Estas organizaciones piensan la única manera de salir adelante es ser competitivos y ambiciosos, esto se  pone de manifiesto en los mismos procesos de selección de personal, en los que esta forma de ser se percibe como de un gran valor.

Nos hemos acostumbrado a buscar resultados a tan corto plazo que ya casi nadie puede permitirse el lujo de ser “ético” pero no podemos dejar  que esta incomoda verdad se haga palpable, por tanto utilizamos la publicidad, y el marqueting, para hacer creer que damos servicio, así mostramos una máscara que nos dota de esa impunidad en la que necesitamos creer.

Sin darse cuenta que esa actitud solo genera empresas vacías y enfermas, en las que trabajan personas insatisfechas, personas en las que día a día merma la creatividad y la capacidad de aportar valor a la propia organización..

Es pura lógica, hagámonos esta pregunta, ¿Cómo van a cuidar de nuestros clientes las personas que NO se sienten cuidadas?

La ignorancia de las organizaciones de no saber quiénes son les lleva a la huida de lo único que puede salvarlas, el cambio y la transformación empresarial. Es una paradoja ¿verdad? A pesar de los esfuerzos por sobrevivir están condenadas a desaparecer.

Este es simplemente el resultado de estar desalineados con nuestros valores como empresa, no hablamos de aspectos etéreos y  quiméricos, hablamos de valores que guíen nuestros pasos y nos permita actuar con las ideas en las que realmente creemos.

Para que esto suceda, en primer lugar la organización debe someterse a un proceso de vaciado desde el que debe “autoconocerse” y así reconectar con sus valores. El modo en que descubrirá su propósito llegara en la medida que sea capaz de contestarse a la pregunta  ¿Para qué quiero que sirva lo que hago?

No tiene sentido preguntarse si la honestidad es rentable, es tan evidente como preguntarse si ser amable se percibe de forma agradable, el nuevo paradigma económico y empresarial del SXXI, es que la ética y la rentabilidad deben ir de la mano, básicamente por cuestiones de sostenibilidad.

Es cierto que a priori puede estar reñido con el beneficio a corto plazo pero esta dinámica nos generará relaciones profesionales medio y  largo plazo, basadas en la confianza y el respeto, que acaban por ser mucho más satisfactorias y rentables.

Por tanto, el reto consiste en inspirar a las personas que forman parte de nuestra organización para emprender proyectos que creen valor a través de los valores humanos, y aunque esto no se puede imponer, SI se puede enseñar, sobre todo con el ejemplo,  ¿quién quiere ser deshonesto cuando le tratan con respeto y honestidad? Aquí el liderazgo ético tiene una gran responsabilidad. Cambiemos la formula, “estamos aquí para ganar dinero” por “estamos aquí para crear riqueza”.

 

Yolanda Garcia – Sfera Serveis-

Los cuatro acuerdos – Sabiduría tolteca –

No quería dejar de compartir la lectura de un libro que resulto revelador para mi..

Se trata de los 4 acuerdos, un compendio de sabiduría tolteca, escrito por Don Miguel Ruiz.

Sin duda , conocer estos hábitos y ponerlos en practica ha hecho que mi vida, sea más sencilla y satisfactoria,

Don Miguel Ruiz dice: “No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo decides. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento”. (Miguel Ruiz).

Conozcamos los 4 acuerdos;

El Primer Acuerdo dice: Se impecable con tus palabras:

Las palabras poseen una gran fuerza, crean realidades y, sobre todo, emociones. Con las palabras podemos salvar a alguien, hacerle sentirse bien, transmitirle nuestro apoyo, nuestro amor, nuestra admiración, nuestra aceptación, pero también podemos matar su autoestima, sus esperanzas, condenarle al fracaso, aniquilarle. Incluso con nuestra propia persona: las palabras que verbalizamos o las que pensamos nos están creando cada día. Las expresiones de queja nos convierten en víctimas, Las críticas, en jueces, y las descalificaciones auto victimistas (pobre de mí, todo lo hago mal, qué mala suerte tengo) nos derrotan de antemano.

Si somos conscientes del poder de nuestras palabras, de su enorme valor, las utilizaremos con cuidado, sabiendo que cada una de ellas está creando algo.

El segundo acuerdo dice: No te tomes nada personalmente.

Cada persona vive su propia película en la cual es protagonista. Cada persona ve la vida desde sus propias experiencias y aprendizajes que nada tienen que ver con los tuyos, por tanto, es razonable que le de importancia y valor a aspectos de la vida diferentes a los tuyos. Y cada cual lo hace lo mejor que puede dentro de sus circunstancias y sus limitaciones.

Las demás personas sólo somos figurantes en esa película que cada cual hace de su vida, o a lo sumo personajes secundarios. Si alguien me insulta por la calle (o yo lo percibo así) con casi toda seguridad no tiene nada o muy poco que ver conmigo; es simplemente su reacción a algo que está pasando fuera (un mal día con su pareja o en el trabajo, una discusión con su hija), o más probablemente dentro (preocupaciones, ansiedad, frustración, impaciencia, una gastritis o un dolor de cabeza).

Comprender y asumir este acuerdo nos aporta una enorme libertad. “Cuando te acostumbres a no tomarte nada personalmente, no necesitarás depositar tu confianza en lo que hagan o digan sobre ti las demás personas. Nunca eres responsable de los actos o palabras de las demás personas, sólo de las tuyas propias. Dirás “te amo” sin miedo a que te rechacen o te ridiculicen”. Siempre puedes seguir a tu corazón.

El tercer acuerdo dice: No hagas suposiciones.

Tendemos a hacer suposiciones y a sacar conclusiones sobre todo. El problema es que al hacerlo creemos que lo que suponemos es cierto y montamos una realidad sobre ello. Y no siempre es positiva o está guiada por la confianza o el amor, sino más frecuentemente por el miedo y nuestra propia inseguridad.

Deduzco que alguien se ha enfadado conmigo porque no respondió a mi saludo al cruzarnos, no contesto mi e-mail o wattsap y mi mente organiza toda una realidad sobre eso. Y se rompen puentes entre la otra persona y yo, difíciles de salvar. Creamos realidades en base a comentarios o elementos sueltos sin disponer de toda la información.

La manera de evitar las suposiciones es preguntar. Asegúrate de que las cosas te queden claras… e incluso entonces, no supongas que lo sabes todo sobre esa situación en particular.  En última instancia y si te dejas guiar por la buena voluntad, siempre te queda la confianza… y la aceptación.

 

El cuarto y ultimo acuerdo dice:  Haz siempre lo mejor que puedas.

El cuarto y último acuerdo permite que los otros tres se conviertan en hábitos profundamente arraigados: haz siempre lo máximo y lo mejor que puedas. Siendo así, pase lo que pase aceptaremos las consecuencias de buen grado. Hacerlo lo mejor posible no significa que tú y yo tengamos que hacerlo de la misma manera, ni siquiera que mi respuesta en estos momentos sea la misma que en otro que me siento cansada, o que no he dormido bien, o me siento llena de amor y confianza y tremendamente generosa. Se podría decir que en cada momento de nuestra vida somos diferentes, en unas circunstancias y con unas limitaciones concretas. A veces podemos responder a lo que interpretamos como una “provocación” con una sonrisa irónica o divertida, con sentido del humor, o con una carcajada retadora, o incluso a gritos. Pero siempre podemos intentar ser impecables con la palabra, no tomárnoslo personalmente y no sacar conclusiones precipitadas… dentro de nuestras limitaciones físicas, anímicas y en general, de cada momento. Si lo intentamos, de la mejor manera que podemos.

Si tenéis la oportunidad, no dejéis de leerlo!

¿Podría una emoción negativa contener también un mensaje importante?

Digamos que si a menudo me siento deprimido, puede ser una señal de que algo anda mal en mi vida y puede forzarme a mirar mi situación vital y hacer algunos cambios. Así que necesito escuchar lo que la emoción me está diciendo y no rechazarla simplemente como negativa.

Sí, las emociones negativas recurrentes a menudo contienen un mensaje, lo mismo que las enfermedades. Pero cualquier cambio que usted haga, sea que tenga que ver con su trabajo, con sus relaciones o con lo que lo rodea, es en últimas sólo cosmético a menos que surja de un cambio en su nivel de conciencia. Y en cuanto a esto, sólo puede significar una cosa: volverse más presente. Cuando usted ha alcanzado cierto nivel de presencia, no necesita la negatividad para decirle lo que es necesario en su situación vital. Pero mientras la negatividad esté ahí, úsela. Úsela como una especie de señal que le recuerde estar más presente.

¿Cómo evitamos que surja la negatividad y cómo nos libramos de ella cuando aparece?

Puede evitar que surja estando completamente presente. Pero no se desanime. Son muy pocas las personas que pueden mantener un estado de presencia continua.  Siempre que se dé cuenta de que ha surgido alguna forma de negatividad en usted, mírela no como un fracaso sino como una señal útil que le dice: “Despierta. Sal de la mente. Vive el presente”.

Hay una novela de Aldous Huxley titulada La Isla, escrita en sus últimos años, cuando se interesó mucho en las enseñanzas espirituales. Cuenta la historia de un náufrago en una isla remota separada del resto del mundo. Esta isla contiene una civilización única. Lo inusual de ella es que sus habitantes, al contrario de los del resto del mundo, son realmente cuerdos. La primera cosa que el hombre nota son unos papagayos coloridos encaramados en los árboles, que continuamente cotorrean las palabras “Atención. Aquí y Ahora. Atención. Aquí y Ahora”. Luego nos enteramos de que los isleños les han enseñado estas palabras para que les recuerden constantemente mantenerse presentes.

Así que siempre que sienta la negatividad surgiendo en usted, causada por un factor externo, por un pensamiento o por nada en particular de lo que sea consciente, véala como una voz que le dice “Atención. Aquí y Ahora. Despierta”. Incluso la más leve irritación es significativa y debe ser reconocida y observada; en caso contrario, habrá una acumulación de reacciones no observadas. Como dije antes, usted puede ser capaz de soltarla una vez se dé cuenta de que no quiere tener este campo de energía dentro de usted y de que no sirve para nada. Pero entonces asegúrese de que la suelta completamente. Si no puede hacerlo, acepte que está ahí y ponga su atención en ese sentimiento.

Como alternativa a abandonar una reacción negativa, puede hacerla desaparecer imaginando que usted se hace transparente a la causa externa de la reacción. Le recomiendo que practique esto al principio con cosas pequeñas, incluso triviales. Digamos que está sentado tranquilamente en casa. De repente se oye el sonido penetrante de la alarma de un auto al otro lado de la calle. Surge la irritación.

¿Qué sentido tiene la irritación?

Ninguno en absoluto. ¿Por qué la creó usted? No lo hizo, fue la mente. Fue totalmente automático, totalmente inconsciente. ¿Por qué la creó la mente? Porque tiene la creencia inconsciente de que su resistencia, que usted experimenta como negatividad o infelicidad de alguna forma, disolverá en alguna medida la condición indeseable. Esto, por supuesto, es un engaño. La resistencia que crea, la irritación o ira en este caso, es mucho más perturbadora que la causa original que está tratando de disolver.

Todo esto puede transformarse en práctica espiritual. Siéntase a sí mismo volviéndose transparente, como quien dice, sin la solidez de un cuerpo material. Ahora permita que el sonido, o lo que sea que cause la reacción negativa, pase a través de usted. Ya no golpeará una “pared” sólida dentro de usted.

Practique con cosas pequeñas primero. La alarma del auto, el perro que ladra, los niños que gritan, la congestión de tráfico. En lugar de tener un muro de resistencia dentro de usted que es golpeado constante y dolorosamente por las cosas que “no deberían estar sucediendo”, deje que todo pase a través de usted. Alguien le dice algo con la intención de molestarle. En lugar de tener una reacción negativa inconsciente, como ataque, defensa o repliegue, permita que pase a través de usted. No ofrezca resistencia. Es como si ya no hubiera nadie ahí que pudiera ser herido. Eso es el perdón.

En esa forma, usted se vuelve invulnerable. Usted puede decirle a esa persona de todos modos que su conducta es inaceptable, si eso es lo que escoge hacer. Pero esa persona ya no tiene el poder de controlar su estado interior. Usted está entonces en su propio poder, no en el de la otra persona, y tampoco está gobernado por su mente. Se trate de una alarma de auto, una persona descortés, una inundación, un terremoto o la pérdida de todas sus posesiones, el mecanismo de resistencia es el mismo.

He practicado la meditación, he ido a talleres, he leído muchos libros sobre espiritualidad, intento estar en un estado de no resistencia, pero si usted me pregunta si he encontrado paz interior verdadera y duradera, honestamente debo contestar que no. ¿Por qué no la he encontrado? ¿Qué más puedo hacer?

Yo le diría: no busque paz. No busque ningún otro estado que ese en el que se encuentra ahora; de lo contrario, establecerá un conflicto interior y una resistencia inconsciente. Perdónese a sí mismo por no estar en paz. En el momento en que usted acepte completamente su falta de paz, se transmutará en paz. Ese es el milagro de la entrega.

Usted puede haber oído la frase “ponga la otra mejilla”, que un gran maestro de la iluminación usó hace dos mil años. Estaba tratando de comunicar simbólicamente el secreto de la no resistencia y la no reacción. En esa afirmación, como en todas las otras que hizo, se refería sólo a su realidad interior, no a la conducta externa de su vida.

¿Conoce la historia de Banzan? Antes de convertirse en un gran maestro Zen, pasó muchos años en la búsqueda de la iluminación, pero esta lo eludía. Entonces un día, cuando caminaba por el mercado, oyó una conversación entre un carnicero y su cliente. “Deme el mejor trozo de carne que tenga”, decía el cliente. Y el carnicero replicó: “Todos los trozos de carne que tengo son el mejor. No hay un trozo de carne aquí que no sea el mejor”. Al oír esto, Banzán se iluminó. Veo que espera una explicación. Cuando usted acepta lo que Es, todo trozo de carne (todo momento) es el mejor. En eso consiste la iluminación.

FUENTE: Consejos del conejo

Estrategia de ayuda visual para conseguir objetivos

En 1993 un pequeño banco en el pueblo de Abbotsford, en Canadá contrató a un joven de 23 años como corredor de bolsa. Su nombre era Trent Dyrsmid y su casi nula experiencia no generaba grandes expectativas en la oficina.

A pesar de que el banco era pequeño y el lugar donde se encontraba estaba alejado de los grandes negocios e incluso de servicios como AOL o Hotmail, este joven comenzó a destacar por sobre todos sus compañeros. Su rápido progreso llamó la atención de sus jefes y compañeros.

El éxito que tenía Trent en el mercado bursátil se debía un simple y aplicable hábito, que repetía una y otra vez todos los días.En su escritorio colocó dos frascos de vidrio. Uno vacío y el otro lleno con 120 clips. Su tarea era realizar 120 llamadas diarias buscando clientes y cada vez que efectuaba uno pasaba el clip de un frasco al otro. Así hasta pasarlos todos por completo. Con este simple método logró que, en tan sólo 18 meses su cuaderno de registros creciera a 5 millones de dólares.

A los 24 años ganaba más de 75 mil dólares y un par de años después una empresa lo contrató con un sueldo superior a los 200 mil dólares.

Seguramente en este momento estás preguntándote por qué esta estrategia derivó en un hábito exitoso.

A diario nos proponemos metas que fácilmente mueren en el camino. “A partir de hoy comeré sano”. “Esta semana empiezo mi rutina de ejercicios”. “Este año comenzaré a leer”.

No te desmotives si has fracasado en varias ocasiones. Es totalmente humano y natural. La gran diferencia radica en cómo formamos este hábito y es por eso que la experiencia de Trent es ejemplar. Las ventajas de usar una ayuda visual para él, la prioridad número uno era cumplir con su tarea. Apegarse estrictamente a los fundamental. Intentaba con toda su voluntad no desconcentrarse con otras cosas que lo sacaran de cumplir su meta diaria y en esto los clips eran clave. Materializar el objetivo Cada vez que nos fijamos una meta suele quedar en un espacio etéreo y a no ser de que contemos con una fuerza de voluntad extraordinaria, ésta prontamente se desvanecerá. Al amarrar esa meta a un objeto físico podemos trabajar con ella directamente, palpándola y enfrentándonos con ella en cada momento. Inmediatamente notarás la diferencia de tener que recordar qué es lo que te habías propuesto cuando ya es demasiado tarde. Puedes medir el progreso Otra ventaja de las ayudas visuales es que puedes fácilmente medir tu progreso.

El caso de los clips es ejemplificador. Puede que a mitad de camino te tientes de hacer otra cosa o sientas que ya no alcanzarás, pero el ver el frasco a la mitad te motivará a seguir vaciándolo hasta que el último clip ya esté del otro lado. Puede ser un factor clave en tu motivación El hecho de observar tus avances genera un fuerte factor motivacional. Si piensas que cada clip en el tarro de logros es un avance, sólo querrás seguir llenándolo. Sentirás que todo el esfuerzo que has invertido en realizar esa tarea tiene una recompensa que está allí, al frente tuyo.¡ Intenta crear tu propia estrategia de ayuda visual y verás el gran incentivo que significa!

¿Eres diferente o eres barato?

En el mundo empresarial contemporáneo existe una frase acuñada por Guy Kawasaki, uno de los gurús de Apple, que define muy bien los desafíos que tienen las organizaciones a la hora de competir en mercados cada vez más globalizados. ” o eres diferente, o eres barato”

Para llegar a la verdadera transformación de las organizaciones, lo que se requiere es creatividad e innovación, esta ultima puede darse en el producto, en el servicio o los procesos.. pero lo realmente ambicioso e interesante es conseguir una innovación estratégica en el modelo de negocio, de liderar a las personas, reescribiendo su historia..

Pero.. ¿Qué es la creatividad? ¿A que se refiere la innovación?  ¿Esto se hereda o se aprende? ¿Qué métodos o estrategias existen para construir una empresa innovadora?

Creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas, o nuevas formas de mirar problemas existentes. Encontrar nuevas oportunidades, explotando las tecnologías a nuestro alcance. El proceso innovador implica la creación de nuevos productos, servicios, nuevas formas de dirigir los negocios., nuevas formas de gestionar los procesos diarios.

Una de las características para reconocer una innovación es que ésta es percibida como valiosa, útil y deseable. Una idea creativa puede ser imaginativa, pero sin valor comercial o social.

En un mundo globalizado todos las empresas u organizaciones  deberían innovar para sobrevivir; el reto es pensar en grande,  “El mayor peligro para la mayoría de nosotros no es que apuntamos muy alto y fracasamos, sino que apuntamos demasiado bajo… y acertamos”

Parece que Guy Kawasaki nos llama, no sólo a lograr los máximos estándares de calidad sino a dotar de personalidad y humanidad a nuestra organización.

Esto es más que marketing, es más que business…  Hay que dotar de alma y personalidad a las empresas para que -como las personas- sean algo único e irrepetible.

Enzo Anselmo Ferrari lo resume en una frase: “Cuando usted compra un Ferrari, está pagando por el motor. El resto se lo doy gratis”

Si eres de la tribu de los innovadores, o tienes desafíos similares en tu institución, es la persona indicada para asumir el reto que supone iniciar la transformación hacia una organización con Alma.

Yolanda García – Sfera Serveis 

 

 

 

 

 

 

¿Adiestras o Educas?

El paradigma del siglo pasado nos dice que gestionar un equipo de personas quiere decir mandar, ordenar, controlar como y cuando hacer las cosas, pero en un mundo tan globalizado y enfocado al servicio, los resultados ya no se obtienen con sistemas automatizados y estancos.

El éxito se obtiene enseñando, educando, formando a nuestros comerciales para que sean autónomos y sean ellos quienes sepan identificar el cómo y el cuando..

Si seguimos adiestrado en nuestras organizaciones, siempre necesitarán que les digan que hacer en cada situación, si educamos tendremos personas autosuficientes para decidir en cualquier momento, la mejor opción.

Una vez hemos conseguido eso.. podemos educar con autoridad.

 

Yolanda García – Sfera Serveis.

8 Frases de Buda que te ayudarán a superar cualquier dificultad

“El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional”.

El budismo es una filosofía milenaria llena de sabiduría.

Personalmente soy una fiel creyente en sus ideas de vida, porque creo que nos impulsan a encontrar cosas buenas incluso en lo malo, a sacar fortalezas de flaqueza y a vivir siempre en el presente, dejando de lado la preocupación y la ansiedad.

Recuerda estas frases y anota tus favoritas en algún lugar que siempre puedas verla: te ayudarán a superar cualquier dificultad.

1. El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. Cuando tomamos el control de nuestra vida y dejamos de sentir que las cosas simplemente nos ‘pasan’ logramos comprender que, aunque ciertos eventos son inevitables, la reacción que tenemos depende sólo de nosotros. Podemos siempre lograr encontrar una bendición o una enseñanza en algo negativo. También podemos escoger no dejarnos afectar por algo que no sale como no queremos. El poder siempre está en nosotros, en nuestro interior.

2. Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. Está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos Al final, nos convertimos en lo que pensamos. Si pensamos cosas negativas todo el tiempo lo más probable es que estos sentimientos nos hagan sentir cansados y frustrados. Si mantenemos una energía positiva lograremos atraer sólo cosas buenas a nuestra vida y también ver el mundo desde otra perspectiva.

3. Con nuestros pensamientos creamos el mundo. Atraemos lo que le entregamos al mundo, por lo que es muy importante mantener una energía positiva y siempre tener palabras amables para recibir lo mismo de vuelta.

4. Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora. Una de las enseñanzas más importantes del budismo es que lo único que vale es el presente. Vivimos en el aquí y en el ahora y cuando comprendemos eso comenzamos a sacarle el mayor provecho a todo lo que hacemos y experimentamos. Si siempre vivimos para el futuro o si siempre estamos pensando en el pasado nunca lograremos ser realmente felices.

5. No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo. Es un principio básico: no le hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti mismo. Se trata de vivir bajo la luz de la compasión y la comprensión, algo que hace del mundo un lugar más feliz y seguro.

6. No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita.  La riqueza no se mide en propiedades, dinero o inversiones. La riqueza se mide en lo espiritual y aquella persona que es rica en espiritualidad siempre da una y otra vez porque su fuente de riqueza es inagotable.

7. La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo Dominar nuestra mente, superar nuestros miedos y lograr vivir una vida llena de paz, compasión, sabiduría y felicidad es el mayor logro que podemos tener. Tenemos que dejar de compararnos con los demás. Cada persona vive su propio viaje y lo realmente importante es ser un mejor ser humano del que éramos ayer.

8. El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato Nunca hay que olvidarnos del peligro del ego y de la importancia de la humildad. Cuando comprendemos esto, aprendemos a aceptar que podemos equivocarnos. También comprendemos que aceptar dichas equivocaciones no nos hace menos personas, sino que más sabios. Al final, tener la razón no es lo más importante. Lo importante es aprender y seguir avanzando.

 

Fuente: Teresa Donoso