8 Frases de Buda que te ayudarán a superar cualquier dificultad

“El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional”.

El budismo es una filosofía milenaria llena de sabiduría.

Personalmente soy una fiel creyente en sus ideas de vida, porque creo que nos impulsan a encontrar cosas buenas incluso en lo malo, a sacar fortalezas de flaqueza y a vivir siempre en el presente, dejando de lado la preocupación y la ansiedad.

Recuerda estas frases y anota tus favoritas en algún lugar que siempre puedas verla: te ayudarán a superar cualquier dificultad.

1. El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. Cuando tomamos el control de nuestra vida y dejamos de sentir que las cosas simplemente nos ‘pasan’ logramos comprender que, aunque ciertos eventos son inevitables, la reacción que tenemos depende sólo de nosotros. Podemos siempre lograr encontrar una bendición o una enseñanza en algo negativo. También podemos escoger no dejarnos afectar por algo que no sale como no queremos. El poder siempre está en nosotros, en nuestro interior.

2. Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. Está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos Al final, nos convertimos en lo que pensamos. Si pensamos cosas negativas todo el tiempo lo más probable es que estos sentimientos nos hagan sentir cansados y frustrados. Si mantenemos una energía positiva lograremos atraer sólo cosas buenas a nuestra vida y también ver el mundo desde otra perspectiva.

3. Con nuestros pensamientos creamos el mundo. Atraemos lo que le entregamos al mundo, por lo que es muy importante mantener una energía positiva y siempre tener palabras amables para recibir lo mismo de vuelta.

4. Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora. Una de las enseñanzas más importantes del budismo es que lo único que vale es el presente. Vivimos en el aquí y en el ahora y cuando comprendemos eso comenzamos a sacarle el mayor provecho a todo lo que hacemos y experimentamos. Si siempre vivimos para el futuro o si siempre estamos pensando en el pasado nunca lograremos ser realmente felices.

5. No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo. Es un principio básico: no le hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti mismo. Se trata de vivir bajo la luz de la compasión y la comprensión, algo que hace del mundo un lugar más feliz y seguro.

6. No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita.  La riqueza no se mide en propiedades, dinero o inversiones. La riqueza se mide en lo espiritual y aquella persona que es rica en espiritualidad siempre da una y otra vez porque su fuente de riqueza es inagotable.

7. La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo Dominar nuestra mente, superar nuestros miedos y lograr vivir una vida llena de paz, compasión, sabiduría y felicidad es el mayor logro que podemos tener. Tenemos que dejar de compararnos con los demás. Cada persona vive su propio viaje y lo realmente importante es ser un mejor ser humano del que éramos ayer.

8. El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato Nunca hay que olvidarnos del peligro del ego y de la importancia de la humildad. Cuando comprendemos esto, aprendemos a aceptar que podemos equivocarnos. También comprendemos que aceptar dichas equivocaciones no nos hace menos personas, sino que más sabios. Al final, tener la razón no es lo más importante. Lo importante es aprender y seguir avanzando.

 

Fuente: Teresa Donoso

 

Deja un comentario